Que hacer cuando quieres elegir el rodillo más adecuado para pintar

Que hacer cuando quieres elegir el más adecuado para pintar

Cuando nos sabes que hacer cuando quieres elegir el rodillo mas adecuado para pintar lo primero que deseamos es que nuestros trabajos de pintura tengan un acabado profesional. Te explicamos cómo elegir el rodillo más apropiado para cada tipo de pintura y acabado.

La elección del rodillo dependerá fundamentalmente de dos factores: el tipo de pintura o barniz que quieras aplicar y el tipo de superficie que quieras pintar, barnizar o esmaltar.

Que hacer cuando quieres elegir el más adecuado para pintar

Los tipos de rodillo más habituales que encontrarás son:

Rodillos de espuma

Se aplican para esmaltes, barnices y pinturas sintéticas. Distribuyen uniformemente toda la pintura y proporcionan un acabado fino. Existen rodillos de espuma de alta densidad que se utilizan usualmente para barnices, dando un acabado muy fino a nuestros trabajos.

Rodillos de lana

Pueden ser de lana natural o sintética. Este tipo de rodillos se utilizan para pintura acrílica o al agua.
Encontraremos rodillos de lana con distinta longitud de pelo:  Los rodillos con pelo largo se utilizan para paredes irregulares, con estucado/gotelé etc. ya que tienen más poder de cubrición para las imperfecciones.
Los rodillos de lana de pelo corto se utilizan para superficies lisas y sin imperfecciones, otorgándoles a estas un acabado muy fino.

Ten en cuenta también de que dispones de rodillos de distintos tamaños en función de la superficie que tienes que pintar. Los rodillos grandes son ideales para cubrir grandes superficies como paredes y techos. Los rodillos más pequeños te ayudarán con zonas más pequeñas o aquellas dónde necesitas más precisión como esquinas.

Rodillos especiales

Para recortar esquinas: Este tipo de rodillos son muy útiles para recortar de una sola pasada las esquinas de nuestras paredes.

Rodillos texturizados: Están diseñados con distintos motivos con los que podrás decorar de forma rápida y sencilla una superficie.
Para trabajar con ellos debes pintar la pared previamente de un color de base.
Una vez seca la pintura, con el rodillo de pintura utiliza otro color que combine con la pintura de base para crear diferentes motivos.

Por último, si tienes que pintar paredes o techos no te olvides de un accesorio imprescindible como es el palo extensible. Te permitirá alcanzar sin esfuerzo cualquier altura.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad