Caminar de puntillas ayuda a adelgazar

Caminar de puntillas ayuda a adelgazar

Al caminar, el cuerpo ahorra la mayor cantidad de energía posible. Pero los científicos han encontrado métodos de trabajo para gastar más calorías. Ahora, un estudio reciente indica que caminar de puntillas ayuda a adelgazar.

Al caminar, estamos acostumbrados a apoyarnos en todo el pie, y solo nos movemos de puntillas cuando necesitamos movernos con el mayor cuidado posible. Por ejemplo, para no despertar a nadie. Mientras tanto, los científicos han descubierto que caminar regularmente de puntillas tiene un poderoso efecto positivo e incluso promueve la pérdida de peso.

¿Cómo camina una persona?

Un grupo de científicos de la Universidad Americana de Utah estudió la relación entre la colocación del pie al caminar y la energía gastada. Al comienzo de cada paso, una persona apoya el talón en el suelo y luego transfiere el peso al dedo del pie. Se cree que las personas heredaron este tipo de movimiento de los monos, que por lo general no recorren largas distancias por tierra. Al mismo tiempo, en la mayoría de los mamíferos, el talón no toca la superficie al caminar. Por ejemplo, los perros y los gatos caminan de puntillas, mientras que los caballos y los ciervos caminan de puntillas.

Según la hipótesis de los científicos, los pueblos antiguos conservaron este método de movimiento para ahorrar energía durante la caza a pie a largo plazo. Después de un estudio realizado por especialistas, esta suposición recibió confirmación científica

¿Qué caminata consume más energía?

Hace unos años, se realizo un experimento a traves de 27 voluntarios, en su mayoría atletas de entre 20 y 40 años. Cada uno de ellos caminó y corrió de tres maneras diferentes:

  • con el aterrizaje del pie sobre el talón;
  • con el aterrizaje del pie en la suela y un talón ligeramente levantado;
  • con un aterrizaje en los dedos y un talón fuertemente levantado.

Caminar de puntillas ayuda a adelgazar

De los participantes, 11 personas realizaron la tarea con máscaras especiales que les permiten controlar su consumo de oxígeno. Además, caminaban sobre placas especiales que leen la fuerza con la que una persona presiona el suelo al caminar. Otros 16 voluntarios fueron conectados a un equipo que rastreaba la actividad de los músculos involucrados al caminar y correr.

Como resultado del estudio, se registraron los siguientes resultados.

En primer lugar, caminar con el pie en el talón es la forma más económica de moverse en términos de consumo de energía. Esto utiliza un 53 % menos de energía que caminar sobre la punta de los dedos. Las personas que caminan de puntillas gastaron un 83 % más de energía que las que caminan con los talones.

En segundo lugar, caminar sobre la punta de los dedos de los pies aumenta la actividad de los músculos principales del tobillo, la rodilla, la cadera y la espalda.

En tercer lugar, al correr, la diferencia de consumo de energía según la posición del pie es mínima. Por lo tanto, el modo estándar de transporte humano solo es económico cuando se camina.

¿Por qué sucede?

Los científicos sugieren que una de las razones de la forma económica de caminar en los humanos es la estructura del pie, que es inusual para los mamíferos: un calcáneo grande, un pulgar poderoso y fuerte, ubicado paralelo al dedo índice.

“Estos rasgos son característicos de los monos y proporcionan la base mecánica para un patrón de caminar energéticamente eficiente. Al mismo tiempo, una persona gasta más energía para correr que la mayoría de los demás mamíferos. Estamos bien adaptados para correr largas distancias, pero las cualidades de carrera de una persona son inferiores a las de muchos animales. Esto se debe a un estilo de carrera energéticamente ineficiente”, explica el profesor de biología líder del estudio, David Carrier.

¿Qué significa?

Los resultados del estudio realizado por científicos estadounidenses y alemanes deberían ayudar a los especialistas en el campo de la medicina, en particular en la lucha contra eldolor de espalda. Pero los hallazgos de este experimento tienen aplicaciones prácticas. Resulta que caminar de puntillas contribuye a quemar calorías más rápido, además de fortalecer los tobillos, la espalda, las rodillas y las caderas.

Por supuesto, no debe abandonar por completo la forma habitual de moverse. Sin embargo, caminar de puntillas diariamente durante cinco minutos fortalecerá los músculos involucrados en caminar y, al mismo tiempo, eliminará el exceso de calorías y se acercará a la figura deseada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad